Lo que puede revelar un microondas perforado

El taller

   

El microondas

 

Aunque suene surrealista, para conseguir analizar el contenido en metales de mis plantitas, necesitaba agujerear un microondas. Después, montar todo un tinglado que hace lo más seguro posible (teniendo en cuenta lo tóxicos que son los ácidos que van dentro) un proceso de preparación de las muestras bautizado con el  peculiar nombre de “digestión”. Para ayudarme con el montage estaba el-chico-de-mantenimiento. La típica persona de la que mucha gente dice “Uy…y cuando se lo has pedido, ¿qué? ¿Se ha puesto muy borde?” La típica persona a la que si no le llegas, no le llegas y no se siente obligado a hacer ningún esfuerzo para disimularlo. La típica persona que de mariconadas, las mínimas. La típica persona que deja que la gente le pida lo que necesita pero no que le ordenen. La típica persona que sonríe si le apetece y si no, pues no. La típica persona que dice las cosas directas, sin preámbulos. La típica persona que, de entrada, me gusta. A pesar de haberle dado trabajo de más un montón de veces…con llaves, pequeños incendios en el laboratorio (pero pequeños, eh…) y alguna que otra maquinilla rota, él no sólo me ayudó a montar el microondas loco sino que me acompañó a comprar todas y cada una de las pieza. En las idas y venidas me descubrió a alguien inquieto, con un humor ácido  y sarcástico. Alguien que llega a una tienda de maquinaria para fontanería (creo) y observa minuciosamente una especie de pistolilla con la que cuando apuntas y “disparas” puedes saber la tempeatura del objeto en cuestión. (1) “És pel meu fill…no saps el que costa posar un termòmetre a un nen”. Y yo me parto. Pero lo mejor es que lo dice en serio. (2) “La hipoteca de la casa la vaig pagar amb el que vaig guanyar a Terranova”. “TERRANOVA???” Sabía que había sido pescador, pero aquello iba bastante más allá de lo que me podría haber imaginado. Siempre me habían fascinado las historias de esos barcos pesqueros lúgubres, en los que se va perdiendo lo humano mientras el mar gana terreno a las almas de los hombres. Porque a pesar del frío, los temporales; a pesar de todas las horas sin dormir; a pesar de que si te caes enmedio del océano, nadie puede parar su trabajo…sencillamente, mala suerte;  a pesar de tener que aguantar situaciones como horas separando fletán en una cámara refrigeradora… una vez han empezado, muy pocos pueden dejarlo. Vuelven a sus casas después de meses y se combierten en una especie de zombies alienígenas, gente que no pertenece a otro mundo más que el de ese sur brutal, hecho de océano, viento y hielo. Y siempre vuelven. El-chico-de-mantenimiento, en dos años, paró…le habían metido directamente a capitán. Y aunque casi tube que sonsacárselas, en su cabeza se habían quedado danzando miles de historias de meses navegando, temblando, pescando, sobreviviendo. (3) “No em puc creure que t’interessi això…” “I jo em podria embarcar a un barco d’aquests?” Me miró. (4) “Jajajajaja…per poder, podries i estic segur que aguantaries…però a tu, amb aquesta careta, se’t mengen!” El microondas, quedó impecablemente montado. (5) “Tu ara oblida’t de la maleïda Terranova i ocupa’t de que això no exploti…sino, el primer que va a la presó és el teu jefe, després tu i després jo per haver-te ajudat”. “Senyor, sí, senyor!” Desde ese día de confesiones heladas, cada vez que me lo cruzo,  se le escapa una mirada cómplice y una sonrisa…porque sabes que te pillé, mi capitán.

 

LOS DIÁLOGOS EN CASTELLANO:

(1) “Es para mi hijo…no sabes lo que cuesta poner un termómetro a un niño”.

(2) “La hipoteca de la casa la pagué con lo que gané en  Terranova”.

(3) “No me puedo creer que te interese esto…” “¿Y yo me podría embarcar en un barco de estos?”

(4) “Jajajajaja…por poder, podrías y estoy seguro de que aguantarías…pero a ti, con esta carita, ¡se te comen!”

(5) “Tú ahora olvídate de la Terranova maldita y ocúpate de que esto no explote…sino, el primero que va a la cárcel es tu jefe, después tú y después yo por haberte ayudado”. “Señor, sí, señor!”

 

 

Saltdrop

2 pensamientos en “Lo que puede revelar un microondas perforado

  1. me ha encantado la frase que dices “las historias de esos barcos pesqueros lúgubres, en los que se va perdiendo lo humano mientras el mar gana terreno a las almas de los hombres”… da que pensar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s