Esta entrada no tendría que tener título

Esta mañana he ido a patinar con el longskate…descubriendo. Deslizándome. Limpiándome. Ayer no podía dormir. Como tantas otras veces, la inquietud me ardía y mil imágenes por ver estallaban en algún lugar de mi cabeza. No podía más. Me vestí, cojí la cámara y salí. A callejear, a ravalear, a disparar la inquietud, la emoción extraña que empuja. Disparar, disparar, disparar con un click. Los chinos detrás del escaparate encendido aún siendo madrugada; el entrañable pies negros con un casco de aviador en la Plaza Catalunya; la gente esperando en el Zurich; unos ingleses dando tumbos Rambla abajo; un grupo de adolescentes fumando porros Rambla arriba; los pollos de la calle Escudellers; el olor a falafel del Buen Bocado; el paqui vendiendo rosas; el senegalés vendiendo lo que podía; la Boquería cerrada pero con algo centelleando que no conseguí saber qué era; el parking con los graffities; los skaters del MACBA; la calle en la que un montón señores un tanto sórdidos cuchicheaban; el callejón donde, cuando les disparé, las prostitutas me regalaron una sonrisa de lado…en todo eso, me perdí. 357 disparos. 357 fracciones de segundo de vida nocturna latiendo en mi ciudad, que, aunque sabe que ya no voy a volver, me redime y se me abre. Paré en una de mis plazas favoritas cerca de la catedral, la de San Felipe Neri. Me gusta por el sonido del agua de la fuente, no he oído nunca nada igual en ningún otro lugar. Un vagabundo dormía sobre cartones bajo la puerta de esa iglésia que tiene una pared llena de marcas de balas de fusil de la guerra civil. Una pareja se besaba recorriéndose en una esquina. Y yo sin poder parar de disparar al agua. Hasta que me di cuenta de que estaba pensando hacia atrás…en todo lo que me había llevado hasta ahí. Sentí rabia, la misma que siento cuando me oigo llamar “bióloga”. Porque no lo soy. Aunque tenga un título que lo diga, lo sé bien que no lo soy. Porque no me siento como si lo fuera. Porque hace un tiempo que sólo es mi jaula. Porque me metí en ella por estar enamorada con locura y ceguera de un inmenso fluído azul. No lo soy. Y cada vez que alguien me llama así me dan ganas de gritar. Igual que cuando otros me llaman “fotógrafa”…me entra más rabia aún. Y muchas veces (excepto tres excepciones, Y., G. y K.) intuyo detrás de ese nombre un cierto rentintín, ese pensamiento de “ahora todo el mundo que se compra una digital se hace llamar fotógrafo”. Me sacan la risa sarcástica. Y respondo “No, yo sólo hago fotos”. Lo que no saben, lo que no entienden, es que no pretendes ser fotógrafo. Sólo que hace años, de repente, te asustaste cuando saliste a la calle y no veías, sentías. Sentías el mundo en imágenes instantáneas. De una fracción de segundo. De vez en cuando la sensación volvía… ibas cogida de la mano de tu padre. El mismo que cuando te dio su vieja Canon, te regaló una medicina y un alivio. Pero eso no se cuenta…porque no se entiende… y me acordé de uno que sí me entiende. A uno de los pocos que le enseñaría todas mis imágines. A uno de los pocos con los que así lo hago. Cuando el otro día, con un mojito en la mano le dije: “Que no soy fotógrafa, coño!!”, se rió. Y me respondió: “Mira, Laura…el discurso de la era digital no tiene que llegarte…imagina que por tener un ordenador para escribir todo el mundo se hiciera llamar escritor. Pues ok…pero la diferencia seguiría estando en que con el mismo ordenador Shakespeare escribiría “To be or not to be, that’s the question” mientras que la gran mayoría escribiría algo así como “Hola, qué tal” Lo que diga la gente, da igual porque ahí lo tienes. Los dos; la misma técnica; el mismo modo…pero dime ahora quién es el escritor”. Y me volví a acordar de la frase que vi en el muro de Berlín: “Lo imposible sólo tarda un poco más”. Al volver a casa, descargué las fotos, las miré una sola vez y las borré. No me apetecía que alguien pudiera ver la desnudez de mi ciudad, mi desnudez…hoy no ¿Fotógrafa? ¿Bióloga? Ahora, respirando deslizamiento, lo he visto claro…qué más da. Soy yo. Eso es lo que importa. Para qué es necesario definirlo más, para qué quiero limitarlo con una categoría, para qué quiero saber hacia dónde va la pasión….¿para qué? Si es que se ha hecho tan fuerte que ya le hablo como si de otro yo se tratara…y a menudo le susurro “La suerte de tenerte…” Si es que no puede haber nada más simple…no me llaméis de otro modo, llamadme por mi nombre, llamadme Laura…que esa soy yo.

Las palabras en el muro

6 pensamientos en “Esta entrada no tendría que tener título

  1. noooooooo!!!!! de verdad tiraste las fotos????? 😦 yo queria ver alguna…. alguna de las fotos a las que tengo mas cariño han sido en noches como esa, fotos personales, salidas de las entrañas, por instinto y no para la galeria…

  2. No se que tipo de fotos hayas tomado, ni que tipo de imágenes se queden en tu mente; según lo que leo, algunas de ellas desnudan la pobreza y miseria de la ciudad, esa gran ciudad europea que también tiene hambre y gente en la calle, que aguanta frío y mas. Hay realidades crueles que no queremos sentir de corazón… con o sin fotos seguirán allí para siempre o mucho más. Tú te quedas o tiras unas fotos, otros continúan viviendo su verdadera miseria de la calle, su pobreza que ya no es exclusiva del tercer mundo. Una situación de la que nadie quiere hacer frente y nadie quiere sentir ni ver, ni siquiera en fotos.
    La verdad es que lo de las fotos de gente de la calle o de pobreza del tercer mundo me produce mucho dolor. Llega un turista con su cámara, toma una foto estupenda de un niño o un anciano sumidos en su pobreza, personas que no tienen nada mas que la ilusión de poder ser algo en la vida; la foto resulta estupenda, digna de imprimir y colgar en la pared de casa, del despacho… que todos la vean, que digan que buena es, que colores, que niño mas mono, pobre anciano… el ego del fotógrafo, aficionado o como le quieran llamar, esta que arde… y el niño seguirá allí, en su mundo, no volvió a saber nada de aquel hombre que se engrandeció con su foto… el seguirá soñando, tal vez algún día le pueda tomar alguna foto a aquel europeo viviendo en su gran ciudad, seguramente hasta le pedirán derechos de autor.

    • Dani…Sí sí…las tiré porque no eran para nadie…no eran para verse…y hasta yo misma sólo pude verlas una vez…es que ahí estaba yo latiendo y qué difícil es exponerse así…Para la próxima, te guardo una si tú me guardas otra. 😉

      Pat…tienes razón. Pero en ese caso, no tenía nada que ver con eso. Ni con mi ego. Ni con el ego de ningún fotógrafo. Ni con la pobreza. Eran de cualquier cosa que empuja. Tenía que ver conmigo, por una vez tenía que ver conmigo. Y con esa ciudad a la que quiero. Con ese submundo al que quiero. Con ese primer mundo que me llega o no. Por eso no era para que nadie dijera: ohhhhhhhhhhhhhh. Sólo era todo eso. Y ya está. A veces las cosas son cruelmente más simples…y es triste pero casi todo el mundo en el fondo somos individualistas y egocéntricos. Sobretodo si hemos crecido en este capitalismo que (con toda la razón) tanto te repulsa. Por cierto, gracias por no haberte cortado a escribir.

  3. si, ya lo se… solo que escribi y las palabras salian de un sentimiento que siempre he tenido hacia el tipo de fotos que describo. Me sali totalmente del tema y de lo que tu sentias. Jesus te leyo y me dio un comentario muy bonito de tu escrito, luego te la muestro en mi correo.

  4. Según mi opinión, respecto a fotos de gente pobre, hay que desarrollar un verdadero amor e interés hacia ellos para hacerlo bien y poder justificarlo. Cuando un fotógrafo lo consigue, es evidente en las fotos. Yo no me siento capaz, al menos no ahora; pero cuando veo fotos de gente que se ha dedicado verdaderamente a esto, lo sé inmediatamente por las lágrimas que causa. Esta gente no se vuelve rica y sacrifica mucho para obtener fotos con esa fuerza de la cual hablo. Agradezco al fotógrafo su trabajo: no porque haya cambiado algo en la situación del pobre, sino porque para poder hacer esas fotos, ha tenido que emplear mucho tiempo y establecer un contacto verdadero de humano a humano. Ese fotógrafo, en ese momento, representaba nada más que un hombre que veía frente a sí mismo otro ser humano. Quizás representaba un lado menos oscuro de nuestra sociedad capitalista. Por encima de todo le agradezco que haya creado un trabajo que me haya emocionado. Incluso si no puedo cambiar nada, tres personas hemos compartido algo, y eso ya forma parte de ser humano. Pero hay pocos trabajos suficientemente fuertes como para llegar al corazón y nos hemos cansado de la cantidad de imágenes de pobres. Así el mundo se atreve a criticar incluso a Sebastiao Salgado. Hay que ver el lado bueno: sin estas fotos no tendríamos la conciencia que nos ha llevado incluso a criticarlas. Pero estoy de acuerdo de que ahí queda un dilema.

  5. Hoy, por fin, con un poco de tiempo libre me he puesto a leerte, lo tenia pendiente hace tiempo.
    Me emociona parte de tu desnudez en tus escritos.
    Espero que puedas venir a Madrid en breve y que podamos compartir un rato face to face.
    Leí un texto tuyo en el que terminas diciendo llamadme Laura…y en el que leí tambien una frase muy similar a la que escribí en “cosas que adoro y detesto” …ahora todo el mundo que se compra una digital se hace llamar fotografo… no puedo mentirte, asi lo creo, en el último tiempo he conocido tantos pero tantos, tantos nuevos fotografos digitales que me sería imposible contarlos, el problema no esta en el formato sino en quien mira y como mira (aunque tengo que reconocer que el papel tiene una belleza y una alquimia para las imagenes que para mi es unica). Agradezco los tiempos que me han tocado vivir, tecnologia rapida, comunicación veloz y todo al alcance de todos, es enormemente práctico pero me siento desbordada e invadida con tanta información y velocidad, necesito parar de correr y no olvidarme caminar, quiero volver a lo pequeño, a lo que apenas se oye…necesito encontrarme con amigos que me escuchen, contarles mis cosas en carne viva sin que suene su movil permanentemente, encontrarme con gente que transite otros caminos sin que el consumismo o el ansia de dinero sea un unico eje direccional, me agota la actual adiccion narcisista al facebook, o al myspace, o lo que se tercie, el tiempo vuela y es lo más sagrado que tenemos ¿donde estan los espiritus que desean compartir por el placer de compartir?? sin animo de promocionar o vender absolutamente nada? tambien se puede utilizar esos formatos para esto pero somos muy pocos los que lo hacemos.
    Estoy agotá!!
    La vida me ha puesto amigos a mi lado que son fotografos inmensos, nunca les vi hacer fotos buscando el reconocimiento externo, ni tampoco el dinero, esto fue algo que en un momento les llego, les he visto crecer poco a poco, transitar caminos dificiles sin renunciar nunca, fotografiando por el solo placer de fotografiar. Esto es algo que dificilmente encuentro en esta nueva camada de fotografos, escritores, músicos, etc. Se que es dificil.. a todos se nos acumulan los recibos de luz y más, en algún cajón de nuestras casas.
    Uno es lo que es y con eso basta, yo amaré la danza hasta el día que me muera porque asi es mi alma, más alla de los exitos o los fracasos dancisticos/economicos, y amaré fotografiar y captar momentos y miradas y energía bella o no tan bella que flota en el aire, más allá de si trabajo con la fotografía o no ( y si me parece bien fotografiar de todo incluso a los niños que rebuscan en la basura para comer, es parte de este mundo que habitamos, que horrible sería fotografiar solo lo politicamente correcto y lo bonito, solo a gente sin problemas del primer mundo!, cada cual sabrá desde que lugar fotografia, las miradas bellas habitan en todos los seres )
    Acercarse a una profesion artística o no siempre desde el respeto y no desde la insolencia actual y arrogancia, es para mi la unica forma valida, solo puedo defenderlo desde ese lugar, pero esta es solo una parcela pequeñita, la mia y así, hoy lo comparto contigo.
    Observar y observar …bichos, ríos, mares, seres, bailar, hablar, escribir, beber, escuchar, cantar, fotografiar por puro placer, por amor, luego todo lo demás.

    Besos
    D.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s