Desesperación (sana)

Secret spot

Segundo día que me entra el ansia al ver el mar como un plato por aquí arriba. Al saber que hoy sí que no puedo ir para al sur… trabajo. Al saber que seguramente, aunque lo hiciera, las previsiones apuntan a que me encontraría con el mismo panorama: un espejo azul. Pero cuando la piel reclama su dosis de sal, cuando la mente quiere perderse en agua…es que ya no hay nada que hacer. “Me meto como sea”. Segundo día que me pongo el traje, cojo la tabla y bajo la cuesta hacia la playa ante la mirada curiosa de los dos abuelos que han ido a pasear al perro. Recordando aún lo infructuoso que fue su comentario del otro día, “Nena, ja saps que està molt freda?” (“¿Niña, ya sabes que está muy fría?”), han decidido cambiarlo por un “Que t’estàs entrenant per les Olimpíades o què?” (“¿Te estás entrenando para las Olimpiadas o qué?”). Segundo día con 45minutos de remo, con 45 minutos de dosis de sal. Y sólo así la mente se ha vuelto a quedar medio en paz. Digo medio porque ya la noto que sigue esperando, que empieza a desear…ay, mi traicionera, algo vamos a tener que hacer…

 

4 pensamientos en “Desesperación (sana)

  1. Homeeeeeeeeeeeeeeeee….el més lleig nooooooooooooo…això ho dius perquè no l’has vist per sota…al Mediterrani se l’ha de despullar!! 😉

    Antuan, com t’he dit, WELCOME!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s