Pinitos infantiles

Pic by SaltDropKid

Pic by SaltDropKid

Pic by SaltDropKid

Pic by SaltDropKid

Perdiéndome en los cajones de una casa que ya no siento mía encontré las primeras fotos que tomé bajo el agua. Me acuerdo perfectamente de ese día. Debería de tener como unos diez años. Al principio del verano uno de mis amigos de la isla me explicó que había visto en una tienda una cámara de usar y tirar acuática. “¿Y la puedes meter al agua sin que se estropee? Yo la quiero”. Me pasé más de un mes guardando las dos-cientas pesetas que me daban al final de cada semana. Aún recuerdo la tienda donde la compré, en el Paseo Marítimo del pueblo. Y me pareció algo extrañísimo “Mira mamá, ¡está como metida dentro de una caja!”

Era el día y al llegar a “las rocas” con eso…furor absoluto. Uno: “Vamos a las algas de ahí, rompemos un erizo y sacamos fotos a los peces que vengan” (yo no recuerdo que alguna vez fuera capaz de romper ninguno…pero sí, lo hacíamos…). Otro: “Vamos a la cueva con la manguera y usamos la linterna dentro” (lo de la manguera y la cueva no lo explico porque ahora no sé cómo no nos matamos y si lo lee algún padre…aún me caería bronca). Pero me ha sorprendido mucho recordar cómo yo no quería sacar fotos a los peces, a las rocas, a las algas…quería sacarlas a nosotros. Ahí donde estábamos siempre; abajo. Dejar plasmados todos esos segundos que yo había visto bajo el agua tantas veces y aún ahora recuerdo. Quería que no se fueran nunca… Por eso le pedí a una de “los mayores” que se pusiera en el fondo para hacerle un retrato. Era por su pelo. Rizado y como de algodón, me dejaba siempre embobada mirando cómo flotaba en el agua. Todo suavidad, como si formara parte del medio. Recuerdo que la intenté sacar de frente…pero no me gustaba.  “Quiero hacerla contra el fondo, baja tú, yo bajo un poco y te la saco desde arriba” Desde ahí sí. Disparé. Ella siguió nadando y la veía recorrer ese fondo que conocíamos milímetro a milímetro. Disparé. Durante dos días, el jueguetito pasó de unos a otros como todo lo que alguien traía a “las rocas” (menos mal que era de usar y tirar porque siempre nos cargábamos todo). Otro tiempo más ahorrando para el revelado y poder volver ahora a esos años que hicieron que sienta verdadero amor por la isla.

No me gusta poner fotos de mí en el blog…pero éstas no la he podido evitar. En una, Kika y Ángel (hace gracia cómo no sabíamos ni que eran los plomos y nos cogíamos a lo que podíamos para aguantar en el fondo). En las otras, Meri “la bombi” (lo siento, hay cosas que no cambian) y yo, con alguien que se tiró para casi hacernos tortilla. Revueltos, todo el día en bañador, corriendo descalzos por las rocas, saltando cada vez de más y más alto, rebuscando por el fondo, inventándonos juegos de la nada (me encantaba “El Superman”!!!!!), robando las tablas de windsurf a los padres (con los brazos estirados hacia arriba a muerte para poder llegar a la botavara…cómo pesaba la vela, madre, de eso también me acuerdo!)…siempre en el agua, siempre empapados en sal. Si eso no era libertad… Mus heim de vore jaaaaaaaaaaa!!!

Pic by VeteASaberQuien

Pic by VeteASaberQuien

Pic by SaltDropKid

Pic by SaltDropKid

Pic by VeteASaberQuien

Pic by VeteASaberQuien

7 pensamientos en “Pinitos infantiles

  1. que bueno, parecia que estubieses hablando de mi propia infancia, de esos veranos que pasabamos en el Port de la Selva con mis primos… 🙂

    jajajaj recuerdo un dia que entre los mejillones que habiamos cogido habia una caracala de la que al llegar a casa salio un hermitaño que me dio tanta pena que fuese a morir que volvi andando a la playa para volver a dejarlo en el mar… xD

    aloha

    dani

  2. m’encantaaa
    joder q boones i quins records …
    ho hauriem de repetir de grans jejej
    graciis lauri i lo de meri la bombi te lo perdono ajjajaaj
    ara soy un poco mas bombi 😀
    a veure si ho podem fer de veras i ens veim tots aquest estiu besiittoooooos

  3. Ivan…jajaja, buenas no son, pero sí un tesoro!

    Kuku… 😀 porque no sé cómo se hace una carita sonrojada…

    Dani… una vez cojí una estrella de mar hecha polvo para “cuidarla”. La puse en una pecerilla… le iba traiendo el agua todos los días del mar. Pero claro, olía fuerte y pensé: “Lo que pasa es que la estrella está agobiada con esta peste…le voy a poner un poco de colonia para que esté más contenta”. Luego no entendí cuando mis padres me dijeron que por eso se había muerto…con lo bien que olía, joer!! Es que yo de enana era muy lumbrera, eh…Supera eso…jejejeje

    Meri… seria brutal fer-ho de grans…si la dessaladora no ens deixa allà petrificats! (Me da un mal rollo que hayan construído eso ahí…cargándose el bosque. Y un buen trozo de fondo de “las rocas”, aunque digan que no. Qué rabia me arde cuando lo veo…en fin…) BESOSSSSSS!!!

  4. M’encanta la primera, té una mirada especial i la textura del cabell és tal com ho descrius.

    Les primeres fotos sota l’aigua que vaig fer van ser a la piscina de granollers jeje Després vaig entrar a alguns banys de surf amb una deshechable lligada a la cremallera del neopré però la vaig perdre fent patos a galícia :p

    La història de l’estrella i la colònia és per fer un curt o algo! jajajaja
    petons!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s