Show must go on!

Últimamente doy bastantes pasos atrás mentales…y por lo que creo “casualidades”, me encuentro antiguas fotos (como ya habéis visto), antiguos escritos, mucho mucho sentir ya caducado y mucho mucho pensamiento que llegó y quizás se fue. Pero esta vez no me provoca nostalgia, ni el dolor o la impotencia de saberte en un mismo punto. ¡No no no! Me hace sacar un poco más del orgullo de quien ve que, a pesar de todo, ha logrado mucho más de lo que creía. Tu interior no sólo está más fuerte, sino también más sereno, más convencido, más libre… con más de un equilibrio que te va colocando en el punto de partida desde el que empezar a andar. Siento cómo lo voy haciendo… y cada día soy un poquillo más feliz. Ahora, sí.

Somos también lo que hemos sido…menos mal. Yo me alegro por cada una de las cosas que he vivido; si alguna de ellas no me hubiera pasado, no estaría donde estoy y tampoco sería quien soy ahora. Por eso, he decidido dejar caer por aquí de vez en cuando todo eso que tuve y que sólo conseguía sacar escribiendo. Muchas veces entre tanto papeleo antiguo he encontrado rabia; en unas cuantas dolor; en algunas pasión y en casi ninguna alegría…y qué bien me hace sentir el ver que es precisamente la alegría a quien convencí para que fuera mi musa! En definitiva, que dejo flotando por el cyberespacio mis antiguas paranas, como para liberarlas y dejarlas ir del todo. No me lo tengáis en cuenta. Mis viejas barreras, han dejado de ser algo personal. Así que ahí va la primera…. 19/04/2002.

La buena chica

“A veces parece que nada tiene la intensidad que tenía. Todo es opaco; escrito en letras minúsculas. Cada uno está en su sitio, teniendo mucho cuidado en no traspasar las barrerras de su yo. Sin travesar esos muros. Por eso tú y yo vivimos en un mismo espacio, en una intranquilidad compartida. Quizás sea sólo eso lo que me une a ti, no la moral que creía establecida en mi manera de actuar. No tu moral. Pero ha habido demasiada complicidad, demasiada unión, como para sencillamente dar la espalda a todos los años pasados. Ha habido demasiados “ni contigo ni sin ti” como para que nuestro vivir sea comprensible, como para que alguien nos pueda ayudar a entenderlo. Dime si tú puedes hacerlo. Porque para mí es imposible. Así que cuando abro nuestra puerta negra, al final de cada día, entro de nuevo y sin remedio en la órbita cementerio”

2 pensamientos en “Show must go on!

    • Que la vida es bella, lo sé ya sin sustos…totalmente de acuerdo!!!! 🙂 No sé si Pipeline pero qué ganas de que llegue un día de sustos acuáticos diarios!! Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s