Esto parece feminista pero no…es femenino

“El dimorfismo sexual es definido como la diferencia de formas, coloración y tamaños entre machos y hembras de una misma especie” Es una definición muy clara, ¿no? Pero sin duda lleva a algunas confusiones…

Como con el plátano. En muchos lugares a la variedad que se come frita se le llama “plátano macho”. Pero a ver, si el plato es una fruta, es que no tiene sexo. No lo tiene. Es una fruta y punto… La flor es la que tiene la parte femenina y la masculina (o una de las dos). Pero como es más grande, llamémosle macho…

Como con las conchas que encontramos en la playa con agujerito. He oído por ahí que esas son hembras…hombreeeeeeeeeee!! Claro, como tienen un agujero…pues…. Aunque eso me parece algo más lógico que lo del plátano porque el agujero está siempre en el mismo sitio y parece lógico que haya nacido así. Pero en realidad, no lo llevaba puesto, se lo hacen. En concreto, un caracolillo que con una parte de su cuerpo muy puñetera, como un punzón dentado (rádula, se llama), lo agujerea justo encima de esa cosilla blanca a la que encontramos siempre pegada la carne de los moluscos (pedúnculo, se llama). Porque así, atravesando el caparazón y rompiendo el pedúnculo, las dos conchas de su presa se abren y se la zampa. Pero como tiene agujero, llamémosle hembra…

Como conmigo. He ido viendo que diferentes características por lo que se ve propias de mi persona pueden llegar a confundir. Mi madre, por ejemplo. Va y me trae el bolso de mi prima, con un neceser de pinturas todas ordenadas mientras me dice: “Veeeesss… esto es ser una mujer y no la mochila esa llena de trastos que tú llevas” Y yo “Eing???” En el trabajo también me pasa. Un año entero cambiándonos en el puerto con la zodiac para salir a bucear y ahí nadie se inmutaba. Como mucho, un viejecito se me acercaba todo preocupado a decirme “Oye, ya sabes que el agua ahora está muy fría?? Estáis locos o qué??”. Un año entero subiendo por la rampa el carro con todos los equipos y a lo sumo algún pescador me decía algo así como “Joer, qué fuertes estáis las submarinistas…qué has desayunado hoy, niña?” Hasta aquí todo bien, todo perfecto. Nunca le había dado importancia, sencillamente, yo era alguien trabajando y ya está. Peeeero algo me hizo pensar cuando unos cuantos días esta primavera se incorporó al grupo una belleza estudiante de Erasmus… todo cambió.

Ya no podíamos cambiarnos tranquilas porque enseguida había diez tíos mirándonos embobados. La veía toda apurada y tenía que decirle: “Cambiate dentro de la Transporter, ya me cambio yo fuera”. La conclusión que puedo sacar hasta ahí es que prefería mucho más la situación de antes, ser invisible sexualmente hablando. Luego, el mismo viejecito que me advertía en invierno, esta vez se plantaba delante nuestro y soltaba un “Esas submarinistas guapaaaaaaaaaaaaaaas!!!” Hasta ahí pensaba “Jajajaja…debe ser que meterse al agua en invierno no es sexy, sino que más bien da penilla”. Al volver, cuando subíamos el carrito por la rampa, ya teníamos cuatro tíos detrás “No no no, os ayudamos, claro, faltaría más!!!!” Hasta ahí, bueno, quizás ella ponía más cara de esfuerzo o les salía la caballerosidad de golpe ante tanta preciosidad. Hasta ahí, nada me hacía pensar nada. Todo bien. Pero lo que sí me sorprendió de verdad fue un comentario de mi compañero de trabajo cuando nos pusimos a cambiarnos los tres en el aparcamiento. De repente, veo como la mira a ella, se gira hacia mi y con los ojos como sartenes me dice “Uffffff…me estoy muriendo de ganas de verla en bikini, tu no?” Me quedé mirándolo a ver si se daba cuenta de que tenía en frente a una chica (es decir, yo), pero él seguía esperando mi respuesta. Sí, sí, lo estaba diciendo en serio. Me reí…”¿Te das cuenta de que yo me río pero igual a otra le entran ganas de romperte la cara?” “Ay, sí claro, tienes razón, que tu no…”

No sé qué debe originar este otro dimorfismo sexual falso… ¿serían los cinturones de plomo que llevaba en una mano o la maza que llevaba en otra? ¿Será que cuando una mujer se mete de verdad en un mundo considerado como de hombres (no sé por qué), llega un momento en que, para que sea más asimilable, se le tiene que borrar de algún modo su feminidad? Mmmmmm….who knows… Porque para mí no se trata tanto de igualdad de sexos: yo no quiero ser igual que un hombre; quiero ser una mujer. Se trata más bien de igualdad de oportunidades. El caso es que no dejo de sentirme mujer por mucho que otros digan, pero sí que me doy cuenta de que nos queda tanto tanto camino por recorrer…quizás no todas quieran hacerlo, pero espero que algunas no podamos evitarlo.

Up


2 pensamientos en “Esto parece feminista pero no…es femenino

  1. Supongo que algún día cuando los hombres acabemos permitiendo de una vez mujeres en los mismos puestos de trabajo que los hombres, sean igualmente remuneradas por ello, las mujeres se impliquen más aún y nos quitemos cierto garrulismo las cosas habrán cambiado. De momento tú sigues siendo una pedazo de mujer con los ovarios más que suficientes para moverte en un mundo de hombres y tener más huevos que muchos de ellos.

    MPB

  2. Mmmm…sí, estoy de acuerdo…aunque no sólo el tema del trabajo tendría que dar un giro, sino también un día a día en que una mujer tiene que meter el doble de caña que un hombre para que se le respete en ciertos sectores. En fin…que si hay que hacerlo, se hace! Eskerrik asko por lo de “pedazo mujerrrr” aunque me veo más bien como un “peaxo de fistrarrrrr”. jejejeje.

    MPB guapo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s