Conversaciones entre magdalenas

8 a.m. Recién levantada (casi). Café y magdalena en mano. Ella entra en la cocina.

– Buenos díaaaaas!!

– Bon dia!!

-Hoy he soñado contigo.

– Ah, ¿sí?

– Sí… íbamos a bucear. Pero no era por aquí; era en un sitio raro. Un bosque de manglares o algo así, bastante oscuro y eso…buceábamos entre las raíces de unos árboles que por fuera eran enooooooooormes.

– Ajá…

Dejo la taza en la mesa. La conversación se estaba empezando a poner interesante y corría el peligro de que con un despiste se me deslizara entre las manos (culpa de la taza, por supuesto. No sé por qué  siempre hacen la vajilla tan escurridiza).

– Pero no era una inmersión de placer, nooooooo! Habíamos ido ahí a buscar mis clones de amebas.

– Quééééé?? Jajajajajajajajajaja!

– Entonces…nos perdimos. Y yo me enfadé bastante contigo. Me pusiste muy nerviosa, la verdad…

Se me queda mirando como un poco indignada. Como si yo tubiera que saber de qué narices me estaba hablando. Es curioso como a veces los sueños nos dejan un poso de sentimiento al levantarnos…

– Ay, pues pido perdón a tu inconsciente por mis errores… ¿por qué te enfadaste?

– Hombreeee… pues porque nos habíamos perdido totalmente, no teníamos ni idea de dónde estábamos, pero ni idea…y va y tú te pones a charlar tranquilamente con un cocodrilo!!!

– Pues qué borde eres, niña, encima que te ayudo a buscar tus clones!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

Una buena manera de comenzar el día, ¿no?

2 pensamientos en “Conversaciones entre magdalenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s