I hate octopus men

Un ligero cruce de miradas me hizo ver cómo, desde lejos, me había visto. En un segundo el ambiente se volvió espeso, denso. El sentido me empezó a pesar.

Avanzaba hacia mí y su movimiento balanceante rezumaba puro deseo. El querer más sin ni siquiera haber empezado. Mirándome… Deseo de mí.

Avanzaba. Sutil en cada gesto pero sin dudarlo. Conociendo su triunfo aunque yo hiciera ver que su palpitar no me llegaba. Yo le veía intentando no mirarle. Le veía… con sus ondulaciones decididas a decirme: “Nena, de ésta sí que no te escapas”. Y yo no temblé pero casi.

Sabía que este tipo de conquista hace tiempo que dejó de interesarme. Pero algo no deja de estar entrenado en el juego y sus insinuaciones eran demasiado para mi lujuria. Ya latiendo, ya a sólo unos centímetros…dejé de querer negarlo y tuve que rendirme ante la evidencia: Mr.Octopus, estaba muerto.

 

2 pensamientos en “I hate octopus men

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s