Segunda parte de la crónica dicha de paso…

Hay un bar en Barcelona al que a mi modo de ver deberían construir un monumento. Aunque sea una opinión reconocidamente imparcial, porque lo pediría no sólo por ser como ninguno, sino sobretodo porque me hizo llegar a algo que ya no esperaba encontrar. Algo muy nuevo en lo conocido. A alguien que desde el corazón me hizo abrir la mente, romper muros y difrutar de un caminar que ahora a muchos ratos va en dos. Exprimir la vida a bis. Pero esa es otra historia a la que me desvío por mi facilidad de irme por las ramas… sobretodo cuando te encuentro en ellas.

Ese bar se llama Nevermind (c/Escudellers Blancs, nº3), en pleno barrio gótico. Y ese día de mayo proporcionó el espacio para la entrega de premios del game of skate asiplanchaba. Con buena música, palomitas, pulpos y monos. Y que la fiesta continúe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s