Pirateando

“No soy un fulano con la lágrima fácil de esos que se quejan sólo por vicio,
si la vida se deja yo la meto mano y sino, aún me excita mi oficio.
Y como además sale gratis soñar y no creo en la reencarnación,
con un poco de imaginación partiré de viaje enseguida
a vivir otras vidas, a probarme otros nombres,
a colarme en el traje y la piel de todos los hombres que nunca seré…

Pero si me dan a elegir entre todas las vidas yo escojo
la del pirata cojo con pata de palo, con parche en el ojo, con cara de malo,
el viejo truhán, capitán de un barco que tuviera por bandera
un par de tibias y una calavera…”

J. Sabina

Llegan turnos de ir y venir en un barco como parte de mi trabajo en la Fundación CRAM… este blog tendrá unas paradas para arrancar de nuevo, enriquecido en cada vuelta.

Y yo mientras tanto, dejaré que el océano me vaya calando. Me buscaré en el azul de unos pocos metros cuadrados; en el blanco de unas velas que se tensan y se sacuden. Dejaré que el aire de sal se lleve mi alma todas las veces que quiera y la hunda hasta el fondo tanto como guste.

Que el océano se me coma. Que se me pierda la razón en la superficie que mecerá nuestra casa temporal y cobijará tantas fascinaciones en su fondo. Y, como pirata cualquiera, al volver a tierra desearé que una parte de mi alma y de mi razón se me hayan quedado perdidas para siempre en algún lugar entre la superficie y el fondo…

5 pensamientos en “Pirateando

  1. Hay algo de vikingo en esta declaración de intenciones: excesiva y sugerente..Ya sabía yo, Wendy, que tú eras de la tripulación del Capitán Garfio!

  2. Esconde bien tu bolsa de pólvora, aunque la notes mas pesada de lo normal. Prometo esconderme en ella sin que nadie note mi presencia, ni tu siquiera. Y solo al cargar el mosquetón, tal vez presientas que somos mas los tripulantes, defendiendo el navío, que los que partieron del puerto.

    Buen viaje, ojalá el mar te salpique los párpados.

    Un beso envidioso (por segunda vez en 3 meses)

  3. Anclado entre los guiños de dos faros, uno reflejado en la puerta y otro en la ventana de la izquierda, pasan orcas, tiburones ballena, pájaros bobos, alcatraces, … visitan esta rue del percebe la madre y la cría de una manada de delfines, convivo desde hace años con una familia de garduñas, erizos, murciélagos… hoy amaneció una foca (London zoo rezaba el crotal) descansando que me olisqueó -bigotes como espinas- embutido de neopreno y se dejó acariciar el lomo gris leopardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s