“Un@ sólo conserva lo que no amarra”

VOLQUÉ MI MIRADA HACIA ATRÁS. Me vi de nuevo en una habitación desde la que se desdibujaba una línea de mar azul con el pueblo a sus pies. Me vi de nuevo abriendo los ojos, quedándome un rato más en mi cama escuchando como único sonido graznidos de gaviotas. Sonar de campanas.

Ahora me despierto y te veo al lado. Escucho niños jugando. Claxons, humo, gris…hasta tomar el camino que me lleva a la playa. Y me sumerjo en ideas, imágenes, propuestas…

Me vuelvo a embarcar quince días en el Vell Marí y como a veces me pesaba, me paré y volqué mi mirada atrás.  Para valorar de nuevo mi ahora… conseguí hacer de esto mi trabajo. Ningún día igual que el otro. Personas que ayudan a crecer. Salidas al azul que al final rompen la monotonía con aire fresco. Y la sal pasó de repente, como un río que no para, de la mente al alma.

Cómo cambió el escenario, cómo cambié yo por dentro… cómo a fuerza de irme empujando, a trompicones y  dolida a ratos, estoy donde estoy ahora. Por fin, a pesar de la ciudad o quizás gracias a ella, alzando el vuelo. Por fin,  volando.

3 pensamientos en ““Un@ sólo conserva lo que no amarra”

  1. Nunca había considerado la frase del título (que leí por primera vez en el barrio de la Barceloneta) desde la perspectiva de una singladura marinera..Besos desde tierra adentro (pero con aroma de mar)!

  2. Y como uno sólo conserva lo que no amarra…. volví, con mucha energía de sal y agua, con muchas nuevas enseñanzas de vivir el ahora… por fin!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s