Cofete fue un gran consejo

GIRAMOS LA ESQUINA DE LA CARRETERA y el paisaje nos abofeteó de frente. No pude evitar abrir de par en par la boca.

Viento que tumbaba, curbas de montaña roja omnipresente, mar activo. Parecía que estuviéramos en otro show de Truman y que, al avanzar, fueramos a ver que el paisaje no era más que una pared revestida de un decepcionante papel pintado.

Sobre la arena cuatro casas, cuatro cruces y una mansión abandonada. La casa de los Winter… y así nos perdimos, cual Sherlok y Watson, buscando el rastro de no sé qué y las palabras de un viejo en un bar solitario.

4 pensamientos en “Cofete fue un gran consejo

    • Es verdad que es cíclica… y redonda. Que te espere y te abra los brazos… que no hay nada mejor que verse rodeado de azul. A ver si nos vemos pronto… Un beso grande!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s